ARTE







 La iglesia, dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, es una construcción gótica del siglo XIV, aunque fue muy reformada en el XVII-XVIII. Se cierra con una bella torre de estilo herreriano. Primitivamente fue un templo románico del que únicamente se conserva la pila bautismal, ubicada a los pies del templo y fechada a finales del siglo XII, principios del XIII. Se asienta sobre un triple basamento de sillería que acoge  copa troncocónica invertida. Su decoración, se compone de una sencilla moldura so­gueada que rodea la embocadura.
La portada del templo es muy sencilla, en estilo neoclásico. Está rematada en un tímpano partido para poner la cruz.
La iglesia está dividida en tres naves con cubierta abovedada y arcos de cru­cería. Presenta bóvedas de estilo gótico, de ocho nervios (octopartita) y en la ca­becera, una cuadripartita y otra sexpartita. Las bóvedas descansan sobre seis haces de columnas. El templo posee seis retablos que conforman un excelente conjunto: el Retablo Mayor, el del Santo Cristo, el de Ánimas, el de Nuestra Señora del Rosario, el de San José y el de San Juan Bautista.Todos, restaurados en 2010. 
Detalle principal del Retablo Mayor
 El Retablo Mayor: de estilo churrigueresco, con columnas salomónicas. Está rematado por un Cristo barroco. Es obra de Diego de Suano, quien recibió por su trabajo 7.333 reales. El dorador fue Toribio García Gutiérrez a quien se pagó 7.059 reales por su trabajo.
El retablo, de planta plana, se acomoda perfectamente al testero. Su estructura se resuelve en banco, cuerpo que se articula en tres calles y remate. Los elementos sustentan­tes prioritarios son cuatro columnas salomónicas alzadas sobre ménsulas. En la calle central, encontramos dos nichos: el primero de remate semicircular y el segundo de remate adintelado, que contienen las tallas de la Asunción y de un Crucificado. En las calles latera­les, dos peanas con las figuras de San Pedro y San Pablo.
Retablo del Santo Cristo: este retablo rococó se ejecutó hacia 1760. Cons­ta de banco, cuerpo y remate. El gran nicho central queda presidido por una imagen del Santo Cristo. En el remate encontramos una imagen anterior de un santo após­tol, con un bellísimo estofado.
Retablos de Nuestra Señora del Rosario y San José: son retablos gemelos que se ejecutan hacia 1760. El primer retablo está presidido por una talla de vestir de la Virgen y rematado por otra talla de Santa Bárbara. El segundo presidido por una imagen de San José y rematado por San Roque. Ambos fueron dorados en 1777.
Retablo de San Juan Bautista
Retablo de San Juan Bautista: se ejecutó hacia 1770. Lo preside una talla del Bautista acompañada por San Jorge y San Antonio. El retablo queda rematado por San Francisco Javier.
Retablo de las Ánimas: se ejecutó también hacia 1770 y contiene un hermoso lienzo de Cristóbal Villanueva.
En la nave lateral izquierda destacan dos arcos sepulcrales del siglo XIV y un hermoso ventanal gótico.
El púlpito es característico del siglo XVI. Está construido en piedra sobre una fina columna acanalada, de capitel corintio. Se accede a él por una desafiante esca­lera perforada en la columna.
La sacristía se edifica en 1785, cubierta con bóveda de yesería, en su interior se viste con un gran mueble de nogal.
En imaginería destacan tres tallas:
Talla s.XV.
 Al fondo parte del mueble de sacristía
- Sobre uno de los sepulcros hay una imagen de la Virgen con el Niño del s. XIV (procedente de la Iglesia de Tordable).
- Sobre la puerta de la sacristía: una talla de la Virgen, gótica del s. XV.
- En la nave lateral izquierda, otra talla gótica: un Cristo yacente (s. XV). Esta talla es la que se procesiona en Semana Santa.

Por los datos que dan los Libros de Fábrica de la Iglesia, sabemos que el templo sufrió grandes transformaciones en el siglo XVII: se cambiaron altares (algunos de los cuales son precedentes de los actuales), se enlosó el suelo (obra de Francisco Laguareña de Lerma), se reformó y cubrió el soportal (obra de Juan de Colina), se hicieron las escaleras del coro… son varios los detalles de estas obras y si alguien está interesado por ellos, se pueden encontrar en el libro: “Villalmanzo `Mi propia historia es la historia de Villalmanzo´”

No hay comentarios:

Publicar un comentario